Termómetro

El instrumento de medida de temperatura recibe el nombre de termómetro.

Los primeros termómetros estaban basados en la capacidad de dilatación de los materiales, usándose aquellos con un alto coeficiente de dilatación. El más empleado a lo largo de la historia ha sido el mercurio.

Los termómetros digitales están formados por un sensor de temperatura y un circuito electrónico que procesa la señal eléctrica del sensor para mostrar la temperatura, generalmente por un display.

Termómetro de mercurio

El termómetro de mercurio es el tradicionalmente empleado para medir la temperatura ambiental y corporal en ámbito doméstico. Consiste en un un tubo de cristal graduado que almacena mercurio en su interior. En función de la temperatura, el mercurio dilatará más o menos y abarcando parte del tubo de cristal indicando así la temperatura.

El mercurio está prohibido en múltiples paises pues es altamente tóxico. Ha sido sustituido por otros componentes menos tóxicos, siendo empleado el galistán en termómetros corporales.

Termometro tipo mercurio

Termómetro bimetálico

El termómetro bimetálico está formado por dos piezas metálicas de diferentes materiales. Una de las piezas dilata más que la otra por lo que existe un movimiento relativo entre ellas. El termómetro bimetálico suele tener un par de láminas arrolladas en espiral y en el extremo una aguja sobre un panel. Al cambiar la temperatura se moven las láminas provocando que la aguja rote sobre si misma a lo largo del dial calibrado.

Termometro bimetalico